Archive for the ‘d’ Category

Que mejor razón para escribir de nuevo.

Es algo pequeño, pero quiero celebrar el cumpleaños de mi amiga. Que vengan muchos mas!!

Si humanos o hadas…

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Prompt de Dablin para mí

Exotic-Quiet-Street

El prompt que me dio Dablin:

Iba caminando y llorando, sentía que el mundo se le venía encima y no había un oasis donde refugiarse ni unos brazos fuertes que le cobijaran.

Tropezó por quinta vez y no fue capaz de sostenerse, sus rodillas dieron con el piso y su autoestima con el barro.

No sintió dolor, no alcanzó, porque alguien alcanzó a detener su caída.

—-

No se percató de quién había sido el extraño que le había ofrecido una sonrisa a medias mientras le ayudaba a recuperar el equilibrio. No se fijó en unos labios llenos y en la sonrisa calma que estos formaban. No se dio cuenta que esos ojos claros la miraban consternados.

Mucho menos se dio por enterada de su propio estado.

Se alejó de los brazos del hombre y continuó su camino en silencio. El mundo seguía apostado en sus hombros, aun no había llegado el Hércules que habría de alivianar su peso por un momento al menos.

En algún punto de su dolor, este se había convertido en un monótono compañero que sabía vivía y respiraba por su gracia pero a quien deseaba lejos y en ausencia. Las calles de la ciudad le parecían grises y sin un ápice de vida a pesar de que las personas parecían bullir por entre puertas y quizás ventanas que estaban por doquier y que ella desconocía.

Se llevó los brazos a la cintura, abrazándola. Sus pies debían estar sangrando de tanto que llevaba caminando sin parar. Su cuerpo se sentía ya frío de cuenta de su entumecimiento.

Se detuvo en las luces del semáforo en el cruce de la Avenida Benítez con Arévalo. Espero a que cambiaran, cuando alguien la tomó por el brazo y le hizo girarse.

El hombre se disculpó, explicándole que había sido él quien le había ayudado hacía unas calles y que quería asegurarse que estuviera bien. Respondió con una sonrisa llena de sarcasmo, diciendo que jamás había estado mejor a pesar de su cabello enmarañado que pretendía esconder detrás de su oreja, o de sus ropas rotas en las rodillas y sucias de sangre y lodo.

Él tomó su tarjeta de su bolsillo y se la ofreció, pidiéndole que le buscase si necesitaba ayuda. Levantó las manos derrotado y las puso sobre sus muslos un par de veces antes de darse la vuelta y continuar su propio camino.

Ella se quedó mirando la tarjeta con detenimiento para luego buscar la mancha de colores vivos que era el hombre que le había ayudado. En medio del gris de la ciudad, encontró esperanza en un desconocido que le ofreció ayuda por que sí.

Hacía mucho que no sonreía sintiéndolo desde el estómago y con agradecimiento. Cruzó la calle después de todo y al llegar al otro lado buscó entre sus bolsillos por su teléfono móvil. Aun tenía algo de batería.

—Hola, dijo algo apenada, —soy la mujer a quien le acabas de dar tu tarjeta… se giró mientras hablaba por teléfono, buscándolo de nuevo.

—Lo sé. —respondió él, levantando su mano, desde el otro lado de la calle.

 

 

Marge

Enero 15, 2mil14

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Actualización

Pasa mucho tiempo antes de que yo postee por aquí…incluso he estado pensando en mover este blog a uno que esté alojado en mi web y etc, pero siempre termino poniéndolo todo en espera. Como si esperar fuera a servirme para algo. *snorts*

En fin, que en los ultimos meses he hecho dos cosas en español; una es “Destino” que fue mi participación en el San Valentín 2010 de la Colección Homoerótica. Escribir esta historia fue de hecho…bizarro. Recuerdo hablando con Dablin sobre ella y pedirle un prompt para ponerme a escribirla y ella dijo “una carta hecha cien años antes y le llega a alguien”. Esa historia la escribí en 2 horas! Durante mi hora de almuerzo del trabajo!

Es una historia tierna…simple; porque no puedo decir que es la pieza más increíble que haya escrito en dos horas. No. Pero creo que fue una historia limpia.

Lo divertido con la historia es que hacía tanto, pero tanto tiempo que no escribía en español, que está llena de lugares comunes! Claro…me tomó que Claus la leyera para darme cuenta de eso! Fue embarazoso cuando me lo dijo, pero me puso a pensar mucho en el hecho de que no me fijo mucho cuando escribio. Simplemente lo hago y lo muestro. No cuento con ‘betas’ que se pongan en plan de revisarme mis historias desde todos los puntos de vista posibles; así que la manera en que me ayudan es más que bienvenida. Fue bacanísimo darme cuenta de que hay detalles de los que tengo que ocuparme; y pues…eso fue bueno.

Y por eso me gusta ‘Destino’. Me ha hecho darme cuenta de que puedo escribir de nuevo; de que puedo ser cursi, pero hacerlo con clase y de que si quiero mejorar en verdad, necesito revisarme y sacar mi lado de ‘beta’ y editora y hacer lo que mejor pueda hacer por mí misma.

También aprendí que debo aprender a manejar los jodidos guiones largos en español. Blagh.

La otra historia que escribí y subí a la web no tiene nombre; de hecho, el título que le puse es una cita de algo que un amigo dijo: “Hay que concentrarse en sentir y ver que todo es continuo. ” Es una historia que hice para Dablin en su cumpleaños y que tiene que ver con un amor inmortal. No sé cuál sea la visión de quien pueda leer este blog al respecto, pero personalmente creo que hay amores que trascienden el tiempo. Amores que se encuentran y se desencuentran en cada vida, y pues esta historia es acerca de eso.

Y eso es todo por esta vez 🙂

Facebooktwittergoogle_pluspinterest