Author Archive

Rain

Whenever it rains, it means it’s time to celebrate. Celia picks her child up; she makes him wrap his tiny legs around her waist and he clings to the left side of her body as she rushes inside the kitchen. She sets the water to boil and pours some coffee in it. It brews slowly and she smiles as the smell spreads all over the small house. She sighs resigned when her baby cries; she coos him, trying to make him stop. She succeeds.

Her husband is long gone to the fields. He didn’t have anything to eat before leaving—as usual­—but he’ll be back soon, she mused; and then, they’ll have some meat and the four of them, yes, even their unborn son—or daughter—will last for a little longer. They will grow old and strong and their family will always be together. They will be fine.

The coffee is finally ready. She pours some in a cup and tastes it. She looks for the chocolate she made powder during the last moon and takes a pinch of it, putting it on her coffee. She inhales the steam coming from her cup and smiles.

Outside, the rain keeps falling and yet she feels warm thanks to her baby next to her and her drink in her hand. It has been raining since the night before. Their hearts have been filled with joy by such a simple act. She knew that by now, the other women in the village must be getting ready to meet at the main square and dance in celebration. Celia reprimands herself; she must be getting ready as well.

It will be a good year, after all.

 

 

June 11, 2thousand11

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Hello world! // ¡Hola Mundo!

It was about time I changed this place, and that’s what I’ve just started doing. Labrys is now the place for my original stories. *so excited about it*

———-

Ya era hora de hacer cambios por aquí y es lo que estoy haciendo. Labrys es a partir de este momento el lugar de mis historias originales. *muy emocionada al respecto*

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

[Ejercicio] La Muerte

Siempre se le tiene miedo a morir, a perder lo que eres, a saber que luego ya no existes.

Ayer fui mujer, aquella que siendo débil y fuerte al mismo tiempo, lo único que pudo hacer fue levantarse y dar un nuevo paso, so pena de que la aburrición o el hastío terminaran conmigo.

Hoy soy hombre que busca a su amada en medio de campos de flores olvidadas y jamás vistas de nuevo.

No sé qué seré mañana. Quizás un infante para sentir a la muerte un poco menos, para que no sea más que algo distante que no me toca; para así no sentirla tan cerca ni saberla tan conocida.

Yo…muero cada que respiro, muero cada que sueño, muero cada que siento.

Pero al mismo tiempo vivo, y muero de nuevo, y vuelvo a vivir, y olvido el temor y lo dejo de lado. Pienso en un futuro, planeo lo que ha de llegar. Deseo, anhelo, peco y muero una vez más.

Y, al redimir este miedo loco que me hace sucumbir y  me hace pensar en morir y darme cuenta de que al no hacerlo en realidad no estoy haciendo más que negar mi vida, me entrego a sus brazos y la acepto.

Me levanto de mi estado meditabundo. Es hora de empezar de nuevo, es hora de empezar de cero. Morir era sólo el primer paso para hacerlo, la necesidad inminente del cambio es el camino.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Inmortal (07-06-2009)

“Erase una vez un belga que amaba a su gitana”

Y una gitana cuya vida y cuya libertad eran un belga alto y fuerte como los robles y los alerces. Un hombre bueno de alma noble. Un ser que le dio libertad y amor y a quien ella no supo honrar como se merecía. Un belga con alma de árbol, antigua y arraigada a la tierra.

Un amor que fue luz y que fue vida. Que fue fecundo en sus almas y en el tiempo. Un sentimiento que les unió desde la carne y que luego les permitió encontrarse para unirse de nuevo, esta vez desde las almas.

Erase una vez, una gitana cuyo ser comenzó y terminó con un belga de ojos cristalinos y puros. Que lo amó con el impetú de su espíritu y con la honestidad de sus labios. Que le buscó y lo hizo suyo, porque no había otra manera; porque Dios se lo había puesto en su camino para que viera su rostro en él y le amara con todas las fuerzas de su corazón.

Erase una vez, un par de belgas por adopción que encontraron el paraíso en un instante de eternidad que la Divinidad les ofreció. Que se amaron y lo siguen haciendo, aunque ya no sean belgas ni estén juntos en la carne. Aunque un ancho río pase por el medio y cada quién esté en una orilla diferente.

 

* ~ * ~ * ~ *

A veces me pregunto qué pasa que he escrito tan poco en los últimos meses…quiero decir, en el último año…hace poco encontré esto, tiene que ver con una historia que escribí en inglés, en una antología que empezó hace mucho tiempo y que por miedo no se terminó antes; pero ahora, al redescubrirlo, me di cuenta que no sólo ya no hay temor a escribir…es también la hora de terminar lo que está sin acabar. Y ese prospecto es…emocionante.

(Abril 28/12)

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Un año

Hace casi un año que no escribo por aquí. Los cambios en la vida real me llevaron a dejar la escritura a un lado, aunque en realidad siempre ha estado ahí, pero he sido yo quien la ha forzado a esperarme. El tiempo de esperar al parecer ha terminado y es hora de continuar el trabajo que se inició con el Nanowrimo el año anterior.

Así que, veamos el plan para las Brujas:

Capítulos terminados y para editar:

1. La Patasola

2. La Madremonte

3. La Llorona

4. La Madre Agua

Capítulo por terminar:

5. La Candileja

Capítulos por escribir:

6. La Muelona

7. La Mancarita

8. La Dama Verde

9. María la Larga

Debido a mi trabajo en este momento, no podré comprometerme con el nano en 2011, pero sí podré dedicarme a terminar esta novela que ha estado dando tantas vueltas en mi cabeza por el último año.  La edición hasta ahora no ha sido necesariamente sencilla, pero ja! si hay algo que se puede decir sobre mí, es que no me rindo, yestoy comprometida con esta historia, así que sé que saldrá todo muy bien.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

I made it!

I really can’t believe it since I felt my will to write waver at the most unexpected times, but I did. I won the National Novel Writing Month 2010.

And I’m happy.

50,230 words and the story is not finished yet.  Who would’ve thought that, huh?

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Lo logré!

Veamos… logré alcanzar las 50.000 palabras del nano. Llegué a 50,230 y paré porque ya estaba cansada de todo un mes de escribir sin parar.

Estoy feliz. No creí que pudiera hacerlo.

Luego más sobre la historia.  Por ahora, me vienen unos días de descanso 😉

Si alguien leyó por aquí, se agradece de corazón.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

El nano… de nuevo

Avanzo, me devuelvo… sufro por el conteo de palabras; sufro por la trama. Me enamoro de las 4 mujeres que estoy escribiendo y me veo en ellas, pero también veo a mis hermanas, a mis madres, a mis tías tías, a mis amigas en ellas. Todas tienen un pedacito mío y de ellas. Es raro, pero maravilloso. Las otras… bueno, son las otras… me ayudan, me antagonizan. Sólo espero que la historia de verdad atrape.

He tenido la sensación por momentos de que no podré lograr llegar a las 50,000 palabras, pero vamos, que ya voy en 41mil y algo y no voy a rendirme ahora. Esperemos que pueda concentrarme.

Llevo como dos  o tres días con una crisis de escritoria que no puedo con ella. Pero ja! Tomé mi DVD de Finding Neverland y recordé que Juan Carlos me la regaló para los días en que sintiera que no servía para escribir. Él me decía que era para que recordara que no puedo rendirme y dejar algo que me apasiona y que soy buena en esto de escribir.  Esto es algo por lo que siempre estaré agradecida. Fue su manera de apoyarme —creo— y me dio pie para encontrar mi propia Tierra del Nunca Jamás. De nuevo lloré con Mr. Barrie y los niños Llewelyn-Davies y he recordado que esto me gusta más de lo que lo acepto y que el susto no tiene por qué vencerme.

A estas altura nada debería hacerlo, ¿no?

En fin, que hay que seguir con la historia. Serán 50,000 palabras para el martes, (espero que sean más), y a partir de ahí, hay que terminar la historia. Apenas sí voy en la mitad.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

¿Y cómo va el Nano?

Vamos bien. Hoy no llego a mi meta (28.339) pero no pierdo la esperanza; todavía me queda un buen del día. (O bueno, no me quiero preocupar mucho).

La semana pasada de cuena de mi cumpleaños y de la presentación que tuve en otra ciudad, sufrí un atraso de tres días, que logré superar este fin de semana pasado cuando hubo festivo.

Menos mal, porque andaba preocupada y a punto de tirar la toalla, la verdad.

¿Qué puedo decir de la historia?

La historia camina. Sólo se la he mostrado a una persona, quien tengo que decirlo, aceptó leerla con gusto. Sé que no pude pedir por una lectora más difícil, pero es lo que necesitaba: alguien que me ayudar a ver mis errores y que pudiera mostrármelos para poder trabajar en ellos cuando llegue el momento de editar. Que ella, mi amiga, me haya dicho que está atrapada por lo que estoy relatando ha sido sencillamente maravilloso.

“Marge, hay errorcitos…”

Y yo nada más contesto: “téngamelos ahí que si me pongo a editar ya no sigo y debo tener al menos el esqueleto para poder editar después”.

Hay partes de la historia en que me estoy atrancando, pero creo que es más una cuestión del contenido que del mismo cuento. ¿Se entiende?  Claro que ni para qué pregunto, no es como si alguien leyera esto 😛

En fin, que vamos bien. Despacio y con buena letra como decía Diego Leonardo, mi profe de español allá en la Normal hace tantísimos años.

A ver si alcanzo las palabras más tarde.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Dias 5, 6 y 7 – Wordcount

Primero el conteo:

Dia 5
Meta: 8335
Alcanzado: 8351

Dia 6
Meta: 1002
Alcanzado: 10032

Dia 7
Meta: 11669
Alcanzado: 11844

Segundo, la historia:

No sé por qué, pero sentí apuro por terminar esta primera parte. Por ahora la he cerrado. Seguramente cuando me ponga a editar, escriba más y maquille más. Quién sabe. Quizás pida ayuda.

Por ahora, he terminado una primera parte.

Espero poder seguir con la historia e hilarla como se debe.

Y tercero, la escritora:

Pensé que iba a tener a ciertas personas alrededor para escribir esto. Un mini grupo de personas que podrían apoyarme y ayudarme en tanto a la historia, pero ahora al mirar a los lados, nada.

Es extraño, pero vamos, lo acepto.

Hay que seguir con el Nano. No importa que la motivación suba y baje. No importa que sienta que apenas sí llego a la meta diaria. Esta historia es para contarla. Y bueno, noviembre es solo para llegar a las palabras. La historia terminara cuando tenga que terminar.

Y eso es todo por ahora.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest